domingo, 29 de marzo de 2009

"MENTIRAS Y GORDAS" DE ALBACETE & MENKES


Rostros conocidos, jóvenes actores, sexo y drogas. Esto es lo que promete la nueva película de Alfonso Albacete y David Menkes. El filme, rodado en los maravillosos estudios de la Ciudad de la Luz de Alicante (dónde se rodó, por ejemplo, Asterix en los Juegos Olímpicos), está protagonizado por rostros muy conocidos de la pequeña pantalla: Ana de Armas y Yon González (de El Internado), Mario Casas y Hugo Silva (de Los hombre de Paco), Ana Polvorosa (de la serie Aida, sin duda la mejor actriz de la película. Atentos a los Goya del próximo año, pues esta chica promete), Maxi Iglesias (de Física o Química), además de Alejo Sauras, Miriam Giovannelli, etc.

Están ustedes ante una película que les dejará indiferentes, aunque se deja ver. Los directores no han sabido utilizar un tema como el de las drogas y el sexo en la juventud, que ya de por sí está muy sobado, ya que no han propuesto ni contado nada novedoso, simplemente se han dedicado a grabar a unos jóvenes follando y esnifando. Aún así no es una película insoportable, si te aburres puedes contar las veces que Hugo Silva (que no interpreta, por cierto) esnifa rayas. Lo mejor de la película son aquellos chistes nada predecibles que pululan por el metraje, y que hacen que la película sea merecedora de ser vista. Lo que quiero decir realmente es que es una película mala, que al final ya aburre, pero que te lo pasas bien en la sala con tus amigos. Porque es una película que se puede comentar y puede ser divertida. No creo que los espectadores del Renoir puedan sacar una tesis mejor que la de siete amigos en la sala de un multicine cargados de palomitas.

Las escenas de sexo se pueden ver, no tienes la sensación de que estás viendo una película erótica y pornográfica. Además, las imagenes no te ponen así que puedes ir a verla sin tener que ir al baño.
Haré una mención especial a Mario Casas, ha sabido llevar bien a su personaje a lo largo del filme sin caer nunca en el cliché del homosexual afeminado. No esperen una gran interpretación, pero ha madurado algo cómo actor y su interpretación es mejor que en otros trabajos en los que el actor ha participado. También hay que poner de relieve y enfatizar la interpretación de Ana de Armas. Como he dicho antes con Mario Casas, no es una interpretación digna de alabanza, pero en comparación con su Carol de El Internado su Carola de Mentiras y Gordas es bastante decente.

En resumen, no se esperen la película del milenio. Se deja ver, es ratos entretenida y podrás sacar tus propias conclusiones. Para mi, la juventud no es cómo se refleja en la película. Sólo una pequeña parte de la población juvenil se droga tanto como los personajes. Sería imposible un mundo así. ¿No? Pero, ya te digo, saca tus propias conclusiones. Si no tienes nada mejor que hacer, ve a verla. No te arrepentirás de verla, porque te lo pasas bien, pero si tienes algo mejor que hacer no pasa nada porque aplaces su visionado. Sólo apto para jóvenes.

jueves, 26 de marzo de 2009

"LOS ABRAZOS ROTOS" DE PEDRO ALMODÓVAR


La Historia del cine español ya le debe un hueco holgado al director Pedro Almodovar (Volver, Mujeres al borde de un ataque de nervios) después de que Los abrazos rotos, su ultimo trabajo (hasta la fecha), haya llegado a las salas españolas con tan buen recibimiento.

En principio, no me apetecía mucho ver la película pues pensaba que sería tediosa y muy lenta. Pero, no sé porque, fue al cine con la premisa de que si me había encantado el tráiler, también me gustaría la película.

En fin, llego al cine y la taquillera me dice que fila cinco o cuatro. Bueno, tampoco está tan cerca de la pantalla. Unos minutos mas tarde; que los utilicé para buscar las entradas del modenero, buscar la sala, ir al baño, hablar... Vamos, lo que todo el mundo hace antes de entrar a una sala. Una vez entramos en el lugar dónde se iba a proyectar la película nos encontramos de que la sala estaba llena de v... Quiero decir, mayores. ¡Parecía una manifestación del PP! No tomen en serio este comentario, pero hay que decir que no son jóvenes la mayoría de los que apoyan a este partido político. Eso me dió mala espina. Normalmente las películas que ven los mayores no son muy entretenidas, que digamos. No quiero decir que yo consuma esas películas americanas para adolescentes, que no las veo ni loco, pero por ejemplo hay películas como The Queen que no están especialmente destinadas al público jóven.

Bueno, el caso es que después de algunos trailers, empieza la película. Sería inutil describir secuencia por secuencia toda la película, así que simplemente haré algunos comentarios.

En primer lugar, Penélope Cruz no es la protagonista como nos quiere hacer creer el cartel. A ver, es el personaje femenino protagonista alrededor de la cual gira toda la trama pero sus secuencias son algo menores a las de Lluís Homar. Los dos protagonistas, Homar y Cruz, han conseguido unas interpretaciones fabulosas, en especial el actor catalán que tiene una escena cómica al principio de la película junto con Kirá Miró.

Hay tres cosas esenciales que no se nos pueden olvidar: Guión, Dirección, Música y Carmen Machi. Empecemos por esta última. Carmen Machi interpreta a un personaje anecdótico, concretamente a una concejala. Carmen la interpreta como pez en el agua. Es sin duda una de las mejores actrices de su generación. Lo hace tremendamente bien, me encanta. Es una gran actriz y esperemos que Pedro la de un mayor protagonismo. Los que no podréis ver la película más adelante, pero os morís de ganas por ver a Carmen Machi actuando como Chon no os perdáis el corto La Concejala Antropófoga, corto en el que aparece este personaje anecdótico en los decorados de la película. ¡No os lo perdáis!

Hablemos ahora del guión. Los Abrazos Rotos es una película muy metacinematográfica, es decir, que Pedro ha utilizado el cine para hablar del propio cine.

La trama se divide en dos sectores: Uno en la época actual, y otro en los años 90. Ambos están relacionados, y ambos tiempos se entremezclan a lo largo de la película a lo largo del metraje.

Mucha gente se preguntará a que género pertenece está película y lo mas acertado sería decir el melodrama, aunque no habría que olvidar los grandes puntazos cómicos que hay a lo largo del metraje.

La dirección de la película es un punto del que no nos podríamos olvidar, ya que el director de la película es como el aceite que hace que las tuercas de un reloj se muevan. Pedro ha conseguido que en ningún momento la película cae, en el sentido de que se vuelva aburrida. Los actores están magnificamente dirigidos, y han conseguido que todos los interpretes, sin excepción, desempeñen su trabajo de manera magistral. Cabe destacar la interpretación de Blanca Portillo y Rubén Ochandino que tiene un personaje muy gracioso. La fotografía, y los vestuarios también son interesantes pero lo mejor de la película es vera Penélope en un papel en la que no estamos acostumbrados a verla.

También yo destacaría la música de Alberto Iglesias que ha vuelto a colaborar con Pedro en la elaboración de la película. Es una música muy de melodrama, que inspira agustia pero una angustia oculta y que no se muestra hacia los demás. También la música nos cuenta la historia de un amor imposible.

Podría seguir contando infinidad de cosas sobre la película, pero al final acabaría saturando al lector con tanta letra. Lo mejor es que os acérqueis a vuestro cine más cercano a verla, porque es una película muy buena, a pesar de que diga la crítica que es aburrida. No hagáis caso demasiado a los periodistas, juzgar la película vosotros mismos en cualquier cine.





viernes, 6 de marzo de 2009